AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

jueves, 18 de febrero de 2021

VERBASCUM SINUATUM

Gordolobo     Verbascum sinuatum
Gordolobos, en señoriales jardines ingleses o en soleados calveros navarros
      
Gordolobo     Verbascum sinuatum
   “Siempre le gustaron las flores silvestres. En las pendientes suaves de las colinas de piedra caliza, el gordolobo (Verbascum) crecía a modo de hierbajo.  Arraigaba en cualquier sitio y, si no tenías cuidado, se volvía un verdadero fastidio. La mayoría de los jardineros le declaraban la guerra a ese intruso lanudo, pero el señor Pinnegar,“el viejo yerbas”, siempre tuvo buen ojo para las consecuencias imprevistas. Los gordolobos crecían por las esquinas de las paredes y, si los dejaba a su aire, conseguían dar altura y color donde se necesitaba.” 
Recuerdos de un jardinero inglés (pág. 151) Reginald Arkell.
     
Gordolobo     Verbascum sinuatum
    Desconozco si Mr. Arkell, guionista, humorista inglés y jardinero aficionado, pensaba en esta especie de gordolobos de hojas sinuosas (sinuatum). Esta especie es más propia del área circunmediterránea que de la inglesa, pero "el viejo yerbas" los cultivaba en las zonas del jardín próximas a muros soleados. Por aquí los gordolobos se solean todos los veranos, sin necesidad de jardineros ni tapias, por ribazos, sardas y faitíos, lejos del frescor húmedo de la piscina. Estos gordolobos, los muy cucos, se han adaptado con éxito a la sequedad, de tal forma que sus reguladores del crecimiento, el dióxido de titanio entre otros, compensan los efectos adversos de la escasez de agua
    ¿Llegaré a pasar la muga para verlos esta temporada?

Gordolobo     Verbascum sinuatum
    Son varios los nombres que la creatividad popular emplea para llamar a estas atractivas y ramosas plantas. Gordolobo, que es el nombre usado por aquí, me resulta tan imaginativo como arbitrario, tanto si supongo gordos a los lobos como si considero la etimología de la RAE: coda lupi, cola de lobo. 
-¡Oiga, usted!, que en otros lugares los llaman “tienta yernos”. 
    Linneo, siguiendo quizá a Plinio y a Tournefort, los llamó Verbascum, barbados; según se dice por la pilosidad de las hojas. ¡Hala!, para que luego se diga que la ciencia no es imaginativa.

Gordolobo     Verbascum sinuatum     
    Y mira por dónde, de verbasco se deriva envarbascar; que es pescar en los ríos, atontando a los peces con extractos de las raíces los verbascos. Nada de extraño, por tanto, que, en la Venezuela de las telenovelas, envarbascarse era enamorarse perdidamente. En ambos casos, los resultados son funestos.
    Pues bien, estas raíces tienen, entre una multitud de elementos bioquímicos, toxinas empleadas desde muy antiguo, también como insecticidas, las rotenonas. Pese a su carácter tóxico, el empleo de las rotenonas ha estado autorizado en Europa en la agricultura ecológica hasta 2008, dado su origen vegetal. En esa fecha se prohibió su empleo para cualquier tratamiento fitosanitario
-Como que te ibas con toda naturalidad a criar malvas, naturalmente, con todas las garantías naturales.  

Gordolobo     Verbascum sinuatum
    Aún, hoy en día, los gordolobos tienen un variado empleo sanitario, que va desde el empleo externo como cataplasma para aliviar catarros a la ingesta de preparados para tratamientos antibacterianos de las vías urinarias, pero ahora con el debido aval académico
    Bien entendido que no debo creer que los gordolobos han desarrollado estos elementos bioquímicos por mor de la humanidad, ¡qué va! Alguno de esos elementos que conforman las hojas les debe de resultar defensivo, porque se ha comprobado que el gordolobo también tiene agallas; no se deja invadir, así como así. En 2018, al examinar las agallas, se encontraron con el coleóptero parásito Rhinusa acifer, que a su vez servía de alimento a tres parasitoides. Es decir, la lucha por la vida, entablada en toda regla y sin estridencias guerreras.

Gordolobo     Verbascum sinuatum

                  A pleno sol, jardines secretos, significados oscuros y batallas ignotas 

Gordolobo     Verbascum sinuatum

martes, 26 de enero de 2021

ERODIUM CICUTARIUM

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
     
Un geranio a imagen del largo pico de las garzas

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos

“Por supuesto, ver el jardín en enero significa que lo estás imaginando en junio. El trastorno que has sufrido al ver el jardín cuando no te lo esperabas, se agudiza al ver dos jardines a la vez, con el verano sobrepuesto a esta escena invernal; aquella mañana fue fácil, porque el sol estaba en todas partes y se oía el piar de los pájaros que se bañaban en él.” Doris Lessing – El otro jardín   

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
    
Durante este enero pandémico, y por limitaciones de movilidad territorial, no he llegado a ver los ribazos, graveras, bosquetes, laderas y riberas del pueblo, terrenos con variadísima flora, ahora latente; flora que, por diversas razones, se reduce de año en año. Haré como la señora Lessing y me los imaginaré floridos en verano y sin las alteraciones infringidas a la vegetación que da nombre a la fuente del liscal; vegetación, las liscas (Sparganium erectum), desatendida por desconocida. 
¡Ay, que me pongo depre! ¡Hala, a remontar el vuelo como las garzas (erodium, en griego)!
    

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
       
Precisamente, será en espacios yermos donde florezcan estos geranios en primavera: los geranios-pico de garza o alfilerillos; con su expansión circular mantendrán húmedos lugares áridos y coloreando de verde y malva, incluso la gravera próxima a la tolva de la calera. Es lo que pasa con los resilientes, que se ocupan de tareas abominadas o cubren espacios inhóspitos, dando otra oportunidad a la vida social o natural. Esto debe de ocurrir, por lo que he sabido, en el desierto de Sonora donde ya había otros erodium. La llegada y expansión de los cicutarium ha acrecentado la humedad, estimulando con ello el crecimiento de los autóctonos, incrementando el volumen vegetal y la fauna que de ella se alimenta en el desierto norteamericano.
¡Vamos, que ha resultado una integración en toda regla!
    

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos

El nombre, erodium, responden a la forma de los cinco frutos de cada flor, que se alargan en forma de alfiler o pico de garza y se retuercen en forma helicoidal al separarse. La observación de este curioso proceso de dispersión, quizá diera pie ya en la antigüedad para imaginar herramientas que sirvieran para barrenar, como lo hacen estas débiles semillas que perforan el suelo para germinar. Bien es cierto que los giros de los alfilerillos pico de garza son infinitamente más sofisticados que nuestras barrenas o torniquetes y utilizan para su diseño saberes físicos y matemáticos, como las ininteligibles ecuaciones de Frenet, Kreysig - Crenshaw y otros, desconocidas hasta hace veinte años, ante las que no tengo sino decir: amén y amén. ¡Ah! Y con el mínimo costo energético.
¡Como para dudar de la sabiduría de la naturaleza!
    

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
    
Ahora llego al nombre de la especie: cicutarium; que recuerda al consabido veneno, la cicuta, que obligaron a ingerir a Platón, acusado de pervertir a la juventud por enseñar a desmitificar las divinidades. Pues no, este geranio con pico de garza es planta forrajera que no contiene coniína, el componente más venenoso de la cicuta (Conium maculatum). El nombre se debe solamente a la coincidencia en la forma de las hojas. Sin embargo, esta especie de geranio pico de garza ha tenido desde antiguo usos medicinales saludables, ¡y más que puede tener! 
     

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
     
Y así veo que, en tratamientos fitosanitarios, se emplean extractos de estas plantas para el control del escarabajo de la patata, del gusano de la yema del tabaco o la oruga de la mariposa de la col. 
Así mismo, el conocimiento de los componentes extraídos de los aceites esenciales explica los efectos antibacterianos y antimicóticos de su aplicación en la terapéutica tradicional para el tratamiento de dolencias digestivas, disfunciones menstruales, tratamientos contra hongos o como diuréticos. 
Y en tiempo de pandemia vírica, hay constancia de la actividad antivírica de sus componentes, por estimular la producción de interferón que interfiere, como su nombre indica, el desarrollo de procesos virales y cancerígenos.
¡Caramba! ¿No será un supermedicamento de amplio espectro?
      

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos
    
Cantaré el “resistiré” mirando a esta planta, resistente a la aridez y a la enfermedad

Pico de garza       Erodium cicutarium    Alfilerillos