AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

viernes, 3 de septiembre de 2021

SPARGANIUM ERECTUM

Sparganium erectum           Liscas    
Las plantas que dan nombre a El Liscar: las liscas
   
Sparganium erectum           Liscas
         Me ha recordado Luis, y con razón, que hace tiempo he dejado de añadir plantas al blog. Me he debido de quedar suspenso y pasmado, por estar una segunda temporada alejado de las flores y la vida del pueblo. No me ha ocurrido, no, como a Manuel Vicent, quien se quedó absorto, según me hizo creer, envidiando la proximidad de una mariquita que recorría el autorretrato de Durero en el Prado. En mi caso, me he quedado estupefacto al ver que el humedal de las fuentes de El Liscar se había convertido en un pedregal sin liscas: ha desaparecido el liscar que daba nombre al lugar. 
Y si en ese lugar no hay lisca alguna, las generaciones jóvenes ya no sabrán a santo de qué ese pedregal y la cantera aneja se llaman El Liscar.
    
Sparganium erectum           Liscas
En otras zonas de la Península, las liscas se llaman: boligoiak (euskera), bova (catalán), platanarias (gallego y castellano), debido, quizá, al parecido que tienen sus frutos con las bolas de semillas colgantes de los plátanos de sombra. En esta zona, al este de Navarra y al norte de Zaragoza, más de un topónimo con el nombre de El Liscar debe de responder a la presencia de estas plantas en Arboniés, Castillonuevo, Lobera de Onsella, Biota, Ejea o Loarre, según se detalla en el mapa de TopoHispania. 
¿Seguirán esos espacios con liscas o les habrá ocurrido lo que al nuestro, que los habrán desecado?
    
Sparganium erectum           Liscas

Pues bien, las liscas no son árboles, sino plantas acuáticas, propias de terrenos encharcados. ¡Y claro! Si quitas el charco, te quedas sin liscas. Así que no podrás ver que son plantas monoicas: que tienen los estambres y los pistilos separados en dos tipos de flores en la misma planta. Hay quien estima que es un avance biológico en la evolución de la separación de sexos; pudiera ser, chi lo sa. Y esto supone que haya insectos que hagan de celestinas, llevando el polen de unas flores a otras. En las liscas, es una polilla quien hace esta función, la Archanara sparganii, aunque no es el único insecto interesado en saborear las liscas. Aquí, con dos…, un banco y una mesa han sustituido a un histórico ecosistema.

Sparganium erectum           Liscas

Hace años, cuando en esa zona había huertas, las liscas eran tan abundantes que se recortaban por la fiesta patronal para cubrir el paso por las calles de la procesión de las reliquias, que solía ser por mayo. El fervor popular no era óbice para que, tras la poda, brotaran exuberantes, dando cobijo a una nutrida colonia de ranas, cuyo croar servía de fondo a las conversaciones de los grupos que, “a la fresca”, formábamos en las calles. Este año, en la esquina de casa o en sentados en la plaza no hemos llegado a oír de noche el croar a coro de las ranas: otro “daño colateral”. 
Al menos, la campana del reloj automático de la torre de la iglesia nos recuerda machaconamente cada cuarto de hora de la noche, que… ¡mañana será otro día!
   
Sparganium erectum           Liscas
    No hay duda que esa forma de floración ha de servir para producir semillas que lleguen a germinar en el humedal, quizá aprovechando la bajada del nivel de agua que se da en verano. Pero, por si las condiciones no son propicias repetidamente, las liscas se reproducen también por estolones. Espero que alguno haya quedado bajo el gravillón y que aproveche la humedad de las lluvias de estos días, o del agua que le llegue en otoño, para rebrotar. 
He visto que varias capas de cascajos a orilla del Aragón no han impedido a un par de liscas mostrarme sus flores y frutos estos días. ¡A ver, pues!

Sparganium erectum           Liscas
De buenas intenciones urbanizadoras está empedrado el infierno desnaturalizado

Sparganium erectum           Liscas

2 comentarios:

  1. Gracias Joserra. Esta era una planta que la tenia atravesasda. La venis observando durante mucho tiempo, y no habia forma de ponerle nombre y apellido. ahora lo tengo claro. Es una planta abundante en la zona de Lekunberri y hoy la hemos visto, Maribel y yo en el Señorio de Iriberri (hoy dia abandonado) que esta dentro del complejo Señorio de Sarria

    ResponderEliminar
  2. Bravo Joserra. Me encanta tus textos sobre cualquier tipo de plantas y como lo relacionas con tu pueblo.

    ResponderEliminar