AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

viernes, 18 de marzo de 2022

ERUCA VESICARIA

Eruca vesicaria                           Rúcula
Una fresca planta de temporada de largo uso en los platos mediterráneos

Eruca vesicaria                           Rúcula     
¡Vaya! Otra sorpresa que me da la sección de verduras del súper. No me refiero a los precios, que doy por descontado, sino a encontrarme en la misma bolsa canónigos y rúcula. Ya supe que los canónigos eran una de las plantas silvestres del pueblo; pero la rúcula, palabra poco oída por mí, la tenía por planta exótica, además de novedosa como ingrediente de ensaladas. Quizá le ocurriera otro tanto a Arguiñano y le faltó tiempo para ofrecernos una de sus sabrosas recetas; o ¿fue al revés, que tras la receta vino la comercialización reciente de esta planta de pétalos blancos en cruz? ¡Vete a saber!

   
Eruca vesicaria                           Rúcula

¡Y qué confundido estaba! ¡Pero, si ya era habitual en las mesas de Roma por su carácter picante y refrescante!
Ya con anterioridad, el botánico griego Teofrasto la menciona repetidamente en su Historia de las plantas como ρόκα  (L.7 pág 731). Luego será Ovidio, entre otros escritores romanos, quien en su poema Ars amatoria se hará eco de la consideración de que el sabor picante de la rúcula tiene efectos estimulantes sobre la libido, sin necesidad de otras gracias picantes. Esta suposición hizo que no se cultivara en los monasterios medievales para mantener la debida continencia, pese a la inclusión de la rúcula en el listado de plantas alimentarias propuesto por Carlomagno.
  
Eruca vesicaria                           Rúcula
¡Ay, qué desilusión! No he notado en absoluto el sabor picante en las rúculas del súper. Al parecer, las rúculas actualmente comercializadas son una variedad carente de ese efecto, por tener muy reducido el ácido erúcico que lo provoca. El ácido erúcico está presente en los aceites que se extraen de las semillas de plantas de flores crucíferas y se emplea, sobre todo, para usos industriales. Este ácido, dañino para animales diversos, no parece que afecta a los humanos; si no, ¡de que les iba a gustar tanto a los romanos!
  
Eruca vesicaria                           Rúcula

Tendré que probar, pues, el sabor de las rúculas que ya están floreciendo por las huertas, los ribazos y las calles del pueblo como una más de las mal llamadas malas hierbas, para notar si como silvestres son picantes. Y no sólo florecen por estos alrededores, sino que siendo, al parecer, una planta de origen mediterráneo, se ha extendido por buena parte del mundo. Y fue, precisamente, el ilustrado y botánico valenciano José Antonio de Cavanilles, quien publicó en 1802 la primera descripción de los caracteres de la rúcula (pág. 426), con lo que ganó que su nombre no sea olvidado, ya que la abreviatura de su nombre sigue al de la especie hasta en China: Eruca vesicaria (L) Cav. Pl.: 426 (1802)

Eruca vesicaria                           Rúcula
Además del uso alimentario y como estimulante del apetito, la rúcula ha tenido, como tantas otras plantas, un uso medicinal variado: antibacteriana, antiescorbútica, diurética, rubefaciente, y estomática, según notifican desde Asturias, haciéndose eco de lo que se repite en cantidad de páginas dedicadas a la rúcula. Esta palabra esdrújula no les debió de resultar interesante a un exitoso grupo argentino de rockeros y escogieron para denominarse el nombre botánico, que les debió de parecer tan atractivo como las flores: Eruca sativa; empleando, como grupo de rock alternativo, el sinónimo, que no levanta ampollas (vesicaria).

Eruca vesicaria                           Rúcula

Sabores de plantas mediterráneas que vuelven a estar de moda en pizzas y ensaladas
   
Eruca vesicaria                           Rúcula

No hay comentarios:

Publicar un comentario