AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

martes, 16 de enero de 2018

VALERIANELLA LOCUSTA

Ensalada con canónigos
    
Valerainella locusta
Valerainella locusta



Escena escolar:
- A ver Jon, –pregunta la maestra- ¿qué animal nos da la leche?
- Mi gato bebe leche –responde inseguro-. Y mi padre compra cajas de leche en la tienda.
Algo parecido podría haber dicho yo mismo sobre los canónigos de la ensalada.
-Sí señorita, los canónigos vienen en sobres; a un euro, en la tienda de abajo.
Ni por lo más remoto se me ocurrió en su momento asociar estas florecillas insignificantes con los canónigos de ensalada.


Valerainella locusta










Al costado del Camino de la Piedra, una vez pasada la cantera, hay un baldío herboso con gran variedad de plantas, entre las que crecen espárragos y canónigos. De ahí, subiendo un terraplén, se accede a un almendral con suelo de cascajo y en donde también me encuentro canónigos. En el sembrado que limita esas dos parcelas, he podido ver abundantes canónigos en flor entre las cañas del trigo. 

Valerainella locusta









Y es que los canónigos, en cuanto plantas, poco tienen que ver con los variados tipos y colores de las lechugas, escarolas o endivias: las verduras de las ensaladas. Todas estas verduras que tomamos aliñadas son de la familia de las plantas con flores compuestas, como lo son otras verduras que tomamos cocinadas: las alcachofas o las achicorias. Pero los canónigos, como se puede suponer por su nombre botánico (valerianella), son de otra familia de plantas: las valerianáceas, como las valerianas, plantas estas utilizadas en medicina popular como sedantes. 
Valerainella locusta








No sé a qué se debe el nombre de canónigos (curas canónicos), si bien algún apunte maligno recuerda la relación que popularmente asocia canónigo y placidez. En algún otro lugar se supone que sería cultivada en los claustros catedralicios, ¿para días de abstinencia de orondos canónigos? 
Personalmente no he notado mayor relajación tras degustar ensaladas con canónigos; quizá sea porque la dosis de elementos relajantes que pueden tomarse con ese ingrediente es muy baja y los demás ingredientes lo compensan con creces.


Valerainella locusta






Parece ser cierto que, por ser una valerianácea, tiene más componentes alimenticios que otras plantas de hojas verdes: vitaminas, minerales o carotenos. El ligero sabor ácido no está relacionado con las nueces, como indican algunos, sino al ácido valérico, característico de esta familia de plantas. ¿Cuál será, entonces, el elemento volátil que hace que esta planta, según algunos, resulte atractiva a los gatos? 
De todos modos, no recuerdo sentir la presencia de gatos, sino de zorros, por donde me encontré con estas plantitas.



Del cole a los gatos, un entretenido paseo entre sabrosas valerianelas


Valerainella locusta

No hay comentarios:

Publicar un comentario