AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

martes, 23 de enero de 2018

OXALIS ARTICULATA

Aleluyas junto a basureros para vegetales
     
Oxalis articulata
Oxalis articulata

Los depósitos para restos de hierba, abiertos con la mejor intención, parece que pueden convertirse en basureros vegetales, poco delimitados y en los que se dejan variados restos, carentes de control. 
De ser así, pudiera ser peor el remedio que la enfermedad y ver afectada la flora del entorno, como les ha ocurrido a estas oxalis, aleluyas rosadas. Poco les faltó para que resultaran aplastadas por una destartalada puerta de pino, tirada sin ningún miramiento en el de una localidad vecina. 
Por fortuna aún las pude ver espléndidas y guardarme su delicado colorido.


Oxalis articulata


Las eras, terrenos baldíos en apariencia, están siendo valiosos refugios para las más variadas plantas expulsadas de los campos por los herbicidas o arrancadas de los jardines. 
¡A saber desde que jardincillo saltaron estas aleluyas hasta las inmediacioness de este depósito vegetal para que las veamos asilvestradas entre orquídeas, escorzoneras y gramíneas diversas! No creo que la explicación de este salto esté en los movimientos nictinásticos de las hojas, que se repliegan o extienden según las condiciones ambientales de luminosidad, humedad y viento; por más que por aquí el viento sea con frecuencia impetuoso. 
¡Quién lo sabe!

Oxalis articulata

La palabra oxalis es de origen griego, y ya fue citada por Plinio y luego empleada por Linneo para esta planta. Hace referencia al sabor acre, picante, de sus hojas con forma de trébol. Este sabor agrio se debe al ácido que lleva su nombre, el ácido oxálico, mucho mucho más intenso que el vinagre ácido acético. El ácido oxálico al reaccionar pasa a ser la sal oxalato cálcico, el de las piedras del riñón, ¡vamos! 
En las oxalis, como de forma más apreciable en plantas como las saxífragas, el oxalato cálcico se acumula en las hojas en forma de cristales salinos blanquecinos. 

Oxalis articulata

La familia de las oxalidáceas, cuenta con cinco géneros, aunque sólo el género oxalis está presente en la península. La especialista mundial en estas plantas fue una argentina de madre castellana, la doctora en bioquímica y farmacia, Alicia Lourteig. Esta botánica, después de recorrer el mundo y los principales herbarios mundiales describiendo multitud de plantas, trabajó media vida en el Museo Nacional de Historia Natural de Francia, desde donde participó en la redacción del Código internacional de nomenclatura botánica. Tres géneros de plantas aluden a su nombre y veinte especies la recuerdan, como la preciosa Mussaenda alicia.

Oxalis articulata

Todo ello no ha bastado para que su abreviatura botánica, Lourteig, llegara a figurar entre las más de mil doscientas abreviaturas de botánicos que se citan en un anexo de las Claves ilustradas de la flora del País Vasco y territorios limítrofes. 
¡Qué pocas mujeres aparecen en los listados de la historia de la botánica! 
Tengo que reconocer que hay alguna excepción: Wikiwand, que presenta un listado de doscientos ochenta personalidades botánicas históricas en el que aparecen ¡siete mujeres!, ni más ni menos. 
¿Habrá algún Jacinto, Rosario o Narciso entre tanto nombre masculino?


¡Qué largo va a ser el camino hacia la igualdad en botánica! 
   
Oxalis articulata

No hay comentarios:

Publicar un comentario