AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

viernes, 16 de febrero de 2018

MELICA CILIATA

Brillantes al sol y de familia imprescindible
    
Melica ciliata


Melica ciliata




Como es bien conocido, pasear por la vía verde de la foz es uno de los atractivos que nos ofrecen los espacios naturales de esta zona. Algunos, además, adentrándonos por el recóndito sendero que sale de Rosales, hemos podido disfrutar de su vista desde la parte alta y de la abundante vegetación herbácea de los miradores desde los que asomarnos a contemplar los farallones sobre el río Irati. En estos herbazales, allá por junio, es cuando veo brillar a contraluz las espigas de estas melicas sedosas, que se inclinan ante el empuje del cierzo.



Melica ciliata











Las melicas, como la mayoría de plantas gramíneas, terminan en una espiga, que no es otra cosa que un conjunto de flores, para algunos con escaso interés plástico, pero con asombrosa variedad de formas. Esta multiplicidad de caracteres hace que su clasificación me resulte laboriosa y, con frecuencia, insegura. No es este el caso, por lo llamativo de la pilosidad de las melicas con sus reflejos luminosos. Poco a poco me voy enterando de la diversidad de elementos florales y de la forma de distinguirlos: espiguillas, glumas, lemas, páleas, aristas, etc.



Melica ciliata







Ciertamente las gramíneas no gozan del atractivo que, para los aficionados a las flores, tienen otras plantas. Sin embargo, las civilizaciones exitosas se han constituido y desarrollado sobre una alimentación basada en gramíneas: arroz, maíz y demás cereales. En el estudio de esta amplísima y compleja familia de plantas ha brillado, más que las melicas al sol, una de las contadíííísimas mujeres, que figura en los listados de botánicos ilustres: Mary Agnes Chase, ilustradora y botánica especializada en agrostología (estudio de las gramíneas).






Melica ciliata



Para facilitar el estudio de las gramíneas, Mary Agnes Chase publicó un texto antológico con la descripción de cada uno de los elementos  que hacen posible la identificación de las múltiples especies: First book of grasses. Cada uno de los caracteres está identificado mediante ejemplos de plantas en los que aparecen e ilustrado con dibujos esquemáticos, con un detalle propio de una artista minuciosa y didáctica. 
La versión en español es: “Primer libro de las gramíneas. La estructura de las gramíneas explicada a los principiantes”, que nos lo ofrecen desde Costa Rica el Instituto Iberoamericano de Ciencias Agrícolas de la OEA.


Melica ciliata









“De todas las plantas, las gramíneas son las más importantes para el hombre. Su clasificación es conocida por muy pocos, aún entre los mismos botánicos. Esto se debe principalmente a la suposición de que ella es muy compleja. Cuando la estructura de las gramíneas es claramente comprendida, entonces no son más difíciles de estudiar que cualquier otro tipo de plantas.” 
Así me estimula Mary Agnes Chase en el prólogo a fijarme en las gramíneas. ¿Cómo no hacerle caso?









En reconocimiento del brillo que merece tanta mujer botánica oculta

Melica ciliata

No hay comentarios:

Publicar un comentario