AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

jueves, 11 de julio de 2013

ALTHAEA HIRSUTA

El malvavisco peloso, con el que no se hacen caramelos

Althaea hirsuta
Althaea hirsuta



Esta especie de malvavisco (malva ibérica) nos alegra los faitíos y los bordes de los caminos. Adorna el suelo por el que se extiende, pero no se le conocen propiedades curativas; por lo que no se emplea para hacer caramelos de malvavisco, cuyo sabor la chavalería de hoy desconoce.



Althaea hirsuta


Nos florece entre la primavera y el comienzo del verano. Es la época adecuada para su desarrollo, antes que los calores de julio la hagan desaparecer de nuestra vista. Las semillas caerán al suelo reseco, que las guardará hasta la próxima primavera y volverá a ser un deleite para nuestra vista.

Althaea hirsuta







El carácter hirsuto de los pelitos que salen de las partes verdes se ha incorporado al nombre de la especie. Estos pelos hirsutos parten de un bulto glanduloso. Aunque son los más llamativos, también tiene otros más diminutos en forma estrellada.

Althaea hirsuta con lobonix aeneus








Claro está que esta pelosidad no intimida a los lobonix, que van a lo suyo, hincharse de polen. Aunque no son los únicos: he visto hormigas o brillantes exosomas hurgando entre los estigmas y las anteras de los estambres.
Una delicia para los sentidos, para unos el visual y para otros el gustativo.

Althaea hirsuta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada