AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

viernes, 28 de junio de 2013

HELIANTHEMUM NUMMULARIUM

El quiribel del Pirineo, castigado en Leyre

Helianthemum nummularium

Helianthemum nummularium


El quiribel del Pirineo era abundante en el camino entre Leyre y Lumbier. Al empezar el camino próximo al monasterio estos quiribeles o mirasoles rosados te hacían pagarles el peaje (nummularium) de detenerte a admirarlos y sacarles fotos. El año pasado alguien de Yesa decidió que ese paseo merecía subir de categoría, así que lo explayó, lo asfaltó y canalizó una orilla de la que el agua se ríe y salta por donde quiere. Ahora, en vez de fragancias y colores tenemos grises, gravillas, derrumbes y cárcavas; todo un acierto de gasto sin sentido naturalista.


Helianthemum nummularium





Generalmente, estas flores son amarillas y brillantes como el sol, el helios griego. Sin embargo, por aquí son de color rosado y resulta una variedad propia de la zona central del Pirineo. Con todo, bastan los estambres para recordarnos los rayos del sol.

Así pues, tenemos en nuestra zona varias especies de mirasoles: unos blancos, otros amarillos y estos rosados que florecen en la ladera de Leyre. No les hace falta suelo abundante, pero sí que sea soleado y nada ácido; lo cual no es mucho pedir.

Helianthemum nummularium








Esta planta figura en un listado célebre: las flores de Bach. Hace años tuve noticia de este listado cuando a las familias de niños con síndrome de Down les hacían creer que un tratamiento con un grupo estas flores era eficaz para neutralizar esta alteración cromosómica. Aún veo como nuestro quiribel se considera “una de las esencias florales de Bach más conveniente en casos de terror o mido extremo, especialmente a la muerte”. Los charlatanes de los crecepelos y las cuchillas de afeitar tenían su lado gracioso y folclórico, pero los explotadores de la credulidad y de los sentimientos merecen un control estricto, al menos dentro de la consideración de la publicidad engañosa.







En adelante sufriré los rigores del sol en un camino que fue un jardín y encontraré más quiribeles por otras sendas de Leyre.

Helianthemum nummularium

No hay comentarios:

Publicar un comentario