AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

lunes, 10 de junio de 2013

OPHRYS SCOLOPAX

La orquídea que se presentó en nuestro patio sin avisar 

Ophrys scolopax
Ophrys scolopax




Esta orquídea ha germinado en el patio de casa. El año pasado nos sorprendimos al verla florecer entre la hierba. Cuando este año vimos que las hojas volvían a aparecer, tuvimos buen cuidado de señalarla para que el cortacésped no la dañara. En mayo se ha desarrollado y hemos visto cómo se abrían las flores a medida que crecía el tallo. 





Ophrys scolopax







La parte oscura y rayada se asemejarse al lomo de las abejas, pero no hemos llegado a ver que se le acerquen las que zumban en el romero. La parte que asoma por encima de la boca abierta le recordó a alguno la forma de un pájaro apetitoso, la becada y ya en la antigüedad se le conocía con el nombre griego de esta ave, scolopax. 





Ophrys scolopax






Estas orquídeas son frecuentes en varias zonas del pueblo: en Aspra, en las orillas del Irati, en el pinar del este o en Laiazeta, entre otros. Pese a su pequeño tamaño, no pasan desapercibidas por el color azulado de sus sépalos y el rayado clarito sobre una lengua oscura, sobre el labelo. Su forma llama la atención, porque es bien diferente de las formas florales habituales. 




Ophrys scolopax







Dada su abundancia, no es de extrañar que alguna de las 4000 microscópicas semillas, que puede producir cada flor, haya volado hasta nuestra casa. Pero ya ha sido más casualidad que haya caído donde suele aparecer alguna que otra seta. Necesitan la red de hifas, sobre las que se desarrollan las setas para germinar y desarrollarse, hasta que la clorofila de las hojas contribuya a su nutrición autótrofa.







Esperamos verla florecer muchos años y ojalá que otras especies le haga compañía.

Ophrys scolopax

No hay comentarios:

Publicar un comentario