AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

martes, 22 de enero de 2013

DAPHNE LAUREOLA

No es un laurel  y  tiene algo de ninfa venenosa

Daphne laureola

Las matas de laureolas florecen en invierno y esto me anima a salir de casa, a pesar del frío, a buscarlas por los pinares del pueblo. Las guías de plantas sitúan estas matas de hojas lustrosas y perennes en bosques de árboles de hoja caduca. Pero, en algún pinar, que se plantó sin abancalar la ladera y sin aniquilar la flora anterior, los pinos conviven con quejigos, mostajos, guillomos y laureolas.
También las he visto por Leache, en los Cerros Viejos.


Daphne laureola


Dafne, la ninfa que pidió convertirse en laurel antes que ser violada por Apolo, da nombre a esta planta. Es sabido que se laureaba en la antigüedad con una laureola a poetas y triunfadores. El parecido de las hojas y las flores con las de laurel llevó a considerarla una especie semejante, aunque con propiedades bien distintas por ser venenosa. 

Daphne laureola




La laureola, lejos de tener usos culinarios, se ha empleado con precaución en farmacopea como purgante, teniendo en cuenta la toxicidad de sus componentes. Pero no son tóxicos para las aves, que se alimentan de sus bayas, y esto le sirve a la planta para difundir sus semillas. Uno de esos componentes tóxicos es la dafnina, que es un colorante que se emplea para teñir la lana de color amarillo. Por cierto, tengo un jersey amarillo.

1 comentario:

  1. ¡ Ánimo José Ramón !
    Haces una labor buenísima publicanco estas fotos y sus textos correspondientes. A ver cuando me jubilo yo y sigo tus pasos.
    Un fuerte abrazo. Ángel

    ResponderEliminar