AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

lunes, 7 de enero de 2013

BUXUS SEMPERVIRENS

Los explosivos que reparten semillas

Buxus sempervirens
Buxus sempervirens

Ya es enero y empiezo a ver floridos los bojes (buxus) que crecen en cualquier parte del pueblo: mirando al norte entre los pinos del Castellón o mirando al sur en las laderas de la sierra. Aquí les basta una rendija para brotar en las fisuras de las calizas. Así, los bojes con sus hojas tersas y perennes (sempervirens) colorerán de verde las pedrizas, mientras no se los coma la cantera.


Buxus sempervirens


No se aprecian en los bojes flores llamativas, porque no tienen pétalos; pero destacan entre las hojas los estambres con el polen amarillo. Sucede que tienen dos tipos de flores, unas que sólo tienen estambres y rodean a otras que sólo tienen pistilos, y todo esto en el espacio reducido de las axilas de la hojas. Quizá sea para dificultar la afición del fotógrafo, aunque haya quien diga que es para facilitar la fecundación.


Buxus sempervirens







En el patio he puesto un seto de boj, siguiendo un uso griego y romano y documentada por Alberto Magno en el S.XIII, nada menos. Intenté reproducirlas plantando brotes, pero no me dio resultado. Luego opté por lo más seguro para conseguir plantas: recoger y sembrar las semillas negras que aparecen por el suelo en gran cantidad y brotan con profusión y seguridad. 



Buxus sempervirens








Cuando las cápsulas con tres puntitas están maduras explotan con un chasquido y expanden las semillas a distancia, dejando entonces el enlosado oscuro por unos días.




Buxus sempervirens




Los bojes han tenido muchos usos, e incluso aplicaciones mágicas para quitar verrugas
Mi vecino Emilio tallaba cucharas y tenedores con troncos de boj. Guardo los que me regaló, que nos sirven para labores culinarias y para recordar los ratos de charla a la fresca en el verano ante la puerta de su casa. 


Buxus sempervirens


4 comentarios:

  1. Aunque el egocentrismo del fotografo y la alusión a la cantera no tengan desperdicio mucho me temo que a la "reproducción del boj" le falta el capítulo final con el que conseguiste "plantar" los bojes... De todos modos más nos hubiera valido (y lo digo en plural) aprender con Emilio a tallar el boj además de charlar a la fresca las noches de verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo: No me queda otra salida que modificar el texto. ¿Ahora se entiende mejor?
      En cuanto a la talla, tienes razón en que más me valiera teminar la talla del mueble que sigue inconcluso y dejarme de estas nimiedades de floricllas insignificantes; de esta manera no te haría falta pluralizar.
      ¿Hará falta invitarte a participar en las charlas de vecinos en las noches de verano?
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Dar a conocer la cultura de las plantas o de cualquier otro tipo nunca son nimiedades, y menos si se hace con el corazón y ganas de compartir. Ánimo Joserra.
      Saludos, manolo

      Eliminar
  2. Parece que las tiran con bala...pero aunque el anónimo te llama egocéntrico, yo, que también te conozco un poco, creo que es un desmedido tirón de orejas, por algo que no sé muy bien de qué se trata... pero, sin duda, has encontrado una afición en la que confluyen el arte, el estudio, la difusión de la naturaleza, la vida sana del campo y el descanso de la "parienta", todas estas son virtudes de gran valor para quien disfruta de salud plena, diría yo, tiempo casi infinito e inteligencia cultivada... al vulgo nos haces disfrutar con las bellas fotos, Joserra, y deleitarnos con la naturaleza diminuta... eskerrik asko, Joserra.

    ResponderEliminar