AVISO

Las palabras en cursiva son enlaces a páginas que amplían la información y a las que se accede con un click.

jueves, 18 de octubre de 2012

ASTER LINOSYRIS

Las estrellas de otoño que iluminan el día

Aster linosyris 






Entre las puntiagudas matas de las ollagas y sobre los inútiles escalones de la ladera del Castellón, destellan en octubre los pétalos de este aster, estrella de Siria.
Aster linosyris















Del centro de los cinco pétalos amarillos sobresalen las flores en forma de tubo. El aspecto estrellado de este aster nos lleva a pensar en una explosión, pero de vida cuando la vitalidad se reduce en otoño.




Aster linosyris





Quizá, esta apariencia explosiva inspiró uno de sus nombres: vara de Júpiter, dios del rayo.
En inglés he visto que la llaman ricitos de oro,"goldiloks", lejos de los truenos celestiales.

Aster linosyris











Al final de noviembre llegarán los amaneceres escarchados y veremos las agujas de hielo en sus vilanos, sobre sus flores rectas y en sus pétalos rizados.
Aster linosyris
En Castilla, por su escasez, está protegida con categoría de atención preferente. Sin embargo, por nuestros carasoles es fácil verla florecer con profusión, sobre todo en el Paco de la Padul. 
Esperamos seguir disfrutando de su colorido otros muchos otoños.  

jueves, 4 de octubre de 2012

SATUREJA MONTANA

En la cocina de la abuela no falta un frasco con ajedrea
Satureja montana
Satureja montana

Al comenzar el otoño vemos en la foz esta mata olorosa cuajada de flores blanquecinas. Pasar las manos por sus ramas es quedarte con la fragancia de sus esencias. Llenar un tarro con sus tallos es guardar los olores del verano para las estaciones frías.


Satureja montana


Satureja montana



En las mesas de la Villa Romana empleaban la ajedrea como condimento.
Ya servía para aderezar las salsas y los guisos, aromatizar los vinagres y aliñar las aceitunas.





Satureja montana





En la minuciosa elaboración del choucroute (col confitada) en la Edad Media, la ajedrea era el aromatizante básico. Ahora, además, se emplea como sustitutivo de la sal y la pimienta por su sabor picante. 
Satureja montana








Los nombres con que se la conoce son variados: ajedrea, boja, hisopillo, morquera, sabiduría, saborea, saborija, salseta, sasculia, te blanco, tomillo real, hierba de las olivas y en euskera, aiztrail y azitraia.
Muchos nombres para la que ha sido la base de "la salsa de los pobres".